Quienes tienen experiencia en el community management y están acostumbrados a la gestión de perfiles corporativos en las redes sociales habrán identificado más de una vez algún tipo de situación con complicaciones de tipo legal que ha generado dudas de actuación.

Y es verdad que muchas veces la actividad de publicación de contenidos y de moderación de la conversación en las redes sociales y en los blogs no puede paralizarse hasta obtener la calificación jurídica de un profesional del Derecho.

Durante muchos años de vida profesional como generador y publicador de contenidos en la web he agradecido mis estudios jurídicos y el estar un poco al día en lo que se refiere a la legalidad y a la jurisprudencia que regula o intenta regular el fenómeno de Internet. Esto me ha servido no sólo para no meterme en demasiados líos “de justicia” sino también para proteger mis creaciones frente a otros.

Sí creo en una formación jurídica básica asequible para cualquier blogger o community manager sin necesidad de cursar una carrera o pagar un máster especializado. Una formación que ponga el foco en aquellos problemas de legalidad más comunes en la gestión de perfiles sociales, en la publicación de contenidos o en ese “pastoreo” de comunidades de usuarios. Yo esquematizaría los puntos clave de la siguiente manera:

Aspectos teóricos fundamentales

a) Conocer la normativa básica del sector Internet-. Es cierto que algunos textos legales que constituyen lo esencial de la legislación sobre Internet en nuestro país no son precisamente “asequible”, pero sí se podría trabajar con esquemas que resaltasen los puntos fundamentales de cada una de estas leyes

b) Atender a las decisiones judiciales que se vayan produciendo sobre hechos o asuntos similares o parecidos a los que nos preocupan-. No es necesario suscribirse a largas colecciones de jurisprudencia. Hay muchos blogs jurídicos que nos cuentan las novedades que sobre asuntos relativos a blogs, comentarios, descargas, derecho al honor, libertad de expresión y otros asuntos candentes

c) Tener en cuenta la redacción de las condiciones de uso de las herramientas desde donde publicamos o de las plataformas donde se expresa la labor del community manager o del blogger. En este sentido es relativamente fácil reducir textos demasiado gruesos a documentos gráficamente más comprensibles y cuya consulta posterior se haga sin dificultades

Aspectos prácticos esenciales:

1) Límites de la libertad de expresión; en concreto el derecho a la protección del honor, intimidad y buena imagen de terceros.

2) Cómo se maneja el copyright y los derechos de terceros sobre contenidos “no nuestros” que publicamos en nuestro blog y redes sociales, especialmente el caso de las imágenes.

3) Cómo proteger adecuadamente nuestros contenidos editoriales o cómo actuar en caso de que no sea reconocida nuestra autoría.

4) Cómo actuar (atendiendo a las consecuencias jurídicas) en caso de comentarios conflictivos de terceros en nuestras plataformas de contenidos: blogs o redes sociales.

Vía @Bloguismo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s